a

www.arielhernandez.es Página de presentación del tenor Ariel Hernández Roque, tenor del Coro Nacional de España. Para contactar arielhernandezr@gmail.com

Épila inaugura con música la restauración de la iglesia

17-01-2011 Ariel Hernández Roque con el Orfeón Donostiarra

Épila cerró un intenso fin de semana marcado por las inauguraciones y por la gran respuesta vecinal a los actos convocados dada la importancia que tienen para el municipio las obras presentadas. Si el sábado unas 1.400 personas abarrotaron la sala multiusos del nuevo centro polivalente, ayer una multitudinaria ceremonia musical y religiosa sirvió para celebrar la conclusión de los trabajos de restauración de la iglesia parroquial de Santa María la Mayor.

El próximo fin de semana, el Orfeón se desplaza a la ciudad aragonesa de Épila, en la que ofrece un concierto el sábado y canta en la iglesia de Santa María la Mayor la misa de difuntos del compositor zaragozano Mariano Rodríguez de Ledesma. El coro dirigido en las dos ocasiones por José Antonio Sainz Alfaro cuenta con la participación de la Orquesta Sinfónica del Reino de Aragón.

El domingo, la misa del compositor Mariano Rodríguez de Ledesma, es el acto central de celebración del fin de las obras de restauración de la iglesia María la Mayor, que se habían iniciado en 1984. Con estas obras subvencionadas por el Gobierno de Aragón, la Diputación de Zaragoza, el Ayuntamiento de Épila y la propia parroquia, el templo ha recuperado su segunda torre que estaba contemplada desde el proyecto original del siglo XVIII.

Se ha elegido una misa de Requiem para esta ocasión porque una de las primeras ceremonias que se celebraron en este templo fue el entierro del Conde de Aranda. La obra del compositor aragonés Mariano Rodríguez de Ledesma, que es nueva en el repertorio del Orfeón, la compuso su autor por encargo para la misa de difuntos de María Isabel de Braganza, segunda esposa del rey Fernando VII, y se estrenó en la Iglesia de San Francisco el Grande, de Madrid, los días 1 y 2 de marzo de 1819. Está inspirada en el Requiem de Mozart y es el primer oratorio romántico español.

Además de compositor, Mariano Rodríguez de Ledesma (Zaragoza, 1779-Madrid, 1847) fue cantante tenor, director, profesor de canto de la Royal Academy y maestro de la Real Capilla. Dejó un importante catálogo de música religiosa, canciones en español e italiano, música sinfónica y de cámara y alguna obra pedagógica.

Musica Ficta participa en el Ciclo dedicado a las Músicas para el Buen Morir

10-01-2011 Ariel Hernandez Roque con Música Ficta

Con el concierto que ofrece el grupo Musica Ficta, el lunes 10 de enero a las 19 horas, en la Fundación Juan March (www.march y también en Facebook) continúa el ciclo de los Lunes temáticos, y que está dedicado, en esta temporada de octubre a mayo, a las Músicas para el Buen Morir. Es esta una modalidad que se puso en marcha en octubre de 2006 y ofrece, una vez al mes, los lunes por la tarde, un concierto de tema monográfico de una hora de duración y sin descanso. En ocho conciertos, de octubre a mayo, Músicas para el Buen Morir, el tema escogido para esta temporada 2010-2011, presenta obras, desde la época medieval hasta el siglo XX, relacionadas con la muerte en un sentido real o metafórico.

Este ciclo presenta una selección de músicas de épocas muy diversas que fueron concebidas para propiciar un buen morir; obras no sólo con la función de facilitar el tránsito entre dos mundos o conmemorar la muerte de Jesucristo, sino también con la de homenajear al difunto, llorar la desaparición del ser amado o recordar la fugacidad de nuestra existencia.El lunes 10 de enero, el grupo Musica Ficta (Rocío de Frutos, soprano; Agnieska Grzywacz, soprano; Jordi Abelló, alto; José Pizarro, tenor; Ariel Hernández, tenor; Tomás Maxè, bajo; y Raúl Mallavibarrena, director), ofrece obras de Tomás Luis de Victoria

La misa de difuntos o de réquiem ha sido en nuestra cultura el género musical más directamente vinculado a la ceremonia funeraria. Interpretado como acompañamiento en la misa de sepelio, su tono suave y pausado buscaba mitigar el dolor de los allegados al tiempo que alimentar el alma del difunto para el viaje que en ese momento emprendía.

Los Réquiem de Victoria (1605) y de Mozart (1791) se encuentran entre los más conocidos, a los que cabría añadir una extensa nómina conformada por los de Berlioz (1837), Verdi (1874), Fauré (1887-88), Dvorák (1890) y Duruflé (1947), entre otros muchos. Incluso fuera del rito romano ha tenido su desarrollo, como confirman el Musikalische Exequien de Schütz (1636) y Ein Deutsches Requiem de Brahms (1865–68). El trágico transcurso del siglo XX impulsó nuevos réquiem –por ejemplo, el War Requiem de Britten (1961)–, concebidos como una especie de conjuro contra la barbarie colectiva por el horror de las masacres. Dentro de esta tradición, el Dies irae constituye un caso particular en su descripción apocalíptica del día del juicio final anunciada por el toque de trompetas. En origen un himno en canto llano, pronto se integró en el réquiem y su melodía originaria ha sido desde entonces empleada para evocar la muerte, como hicieron Berlioz en la Symphonie fantastique (1830), Saint-Saëns en la Danse macabre (1874), Britten en la Sinfonia da Requiem (1940) o Penderecki en el Dies irae (1967).

Información extraida de ArteEnLaRed

Cantatas de Bach en el concierto de Epifanía con la Capilla Real de Madrid

05-06/01/2011 Ariel Hernández Roque con la Capilla Real de Madrid

En el marco del programa Música en recintos históricos, el Área de Las Artes vuelve a abordar, un año más, uno de los ciclos más seguidos por los madrileños, Las cantatas de Bach (Eisenach, 1685–Leipzig, 1750) que alcanza ya su sexta edición. De este modo damos continuidad al ambicioso proyecto de ofrecer la interpretación de los casi dos centenares de cantatas del gran compositor alemán, figura excepcional del barroco y genio de la música universal.

Continuamos celebrando estas singulares veladas en los lugares más idóneos para ello, los templos de nuestra ciudad. Desde que emprendimos esta aventura musical, han sido multitud las iglesias de Madrid que han dado acogida a las cantatas y miles los ciudadanos que han podido emocionarse con ellas.


Para 2011 se ha previsto la realización de 18 conciertos de música de J. S. Bach (las Cantatas de Bach) en 9 iglesias de Madrid, de enero a junio y de octubre a diciembre. Al igual que en ediciones anteriores se incorporan otras obras al programa, con el denominador común de la espiritualidad, como motetes, pasiones y oratorios, todos ellos firmados por el gran cantor de Santo Tomás de Leipzig.

Pero Las cantatas de Bach son también un éxito gracias a la imprescindible coordinación y dirección artística de Óscar Gershensohn y Alberto Martínez Molina, responsables a su vez de las dos formaciones de cabecera del ciclo, La Capilla Real de Madrid e Hippocampus respectivamente. Asimismo, una parte importante de la notoriedad de este programa se debe a la generosidad de los párrocos de cada una de las iglesias. También es valiosa la participación del profesor Vega Cernuda, apasionado autor de las notas al programa y eficaz traductor de los textos, y de la dirección de la Biblioteca del Real Conservatorio de Madrid.

Al alba, todos los miembros de la gran familia de Johan Sebastian Bach se reunían alrededor del clave para cantar un himno: era la primera tarea de cada jornada, un acontecimiento tan sencillo como trascendental que nos da idea de la inquebrantable pasión por la música que rigió la vida y la obra del maestro.

La Capilla Real de Madrid
Director: Óscar Gershensohn

BWV 110, 190 y Misa en Sol Mayor , BWV 236