a

www.arielhernandez.es Página de presentación del tenor Ariel Hernández Roque, tenor del Coro Nacional de España. Para contactar arielhernandezr@gmail.com

Ariel Hernandez con la Capilla Real de Madrid

27-28/03/2010 Ariel Hernández Roque con la Capilla Real de Madrid

En el marco del programa Música en recintos históricos, el Área de Las Artes vuelve a abordar, un año más, uno de los ciclos más seguidos por los madrileños, Las cantatas de Bach (Eisenach, 1685–Leipzig, 1750) que alcanza ya su sexta edición. De este modo damos continuidad al ambicioso proyecto de ofrecer la interpretación de los casi dos centenares de cantatas del gran compositor alemán, figura excepcional del barroco y genio de la música universal.

Continuamos celebrando estas singulares veladas en los lugares más idóneos para ello, los templos de nuestra ciudad. Desde que emprendimos esta aventura musical, han sido multitud las iglesias de Madrid que han dado acogida a las cantatas y miles los ciudadanos que han podido emocionarse con ellas.

Para 2010 se ha previsto la realización de 18 conciertos de música de J. S. Bach (las Cantatas de Bach) en 9 iglesias de Madrid, de enero a junio y de octubre a diciembre. Al igual que en ediciones anteriores se incorporan otras obras al programa, con el denominador común de la espiritualidad, como motetes, pasiones y oratorios, todos ellos firmados por el gran cantor de Santo Tomás de Leipzig.

Pero Las cantatas de Bach son también un éxito gracias a la imprescindible coordinación y dirección artística de Óscar Gershensohn y Alberto Martínez Molina, responsables a su vez de las dos formaciones de cabecera del ciclo, La Capilla Real de Madrid e Hippocampus respectivamente. Asimismo, una parte importante de la notoriedad de este programa se debe a la generosidad de los párrocos de cada una de las iglesias. También es valiosa la participación del profesor Vega Cernuda, apasionado autor de las notas al programa y eficaz traductor de los textos, y de la dirección de la Biblioteca del Real Conservatorio de Madrid.

Al alba, todos los miembros de la gran familia de Johan Sebastian Bach se reunían alrededor del clave para cantar un himno: era la primera tarea de cada jornada, un acontecimiento tan sencillo como trascendental que nos da idea de la inquebrantable pasión por la música que rigió la vida y la obra del maestro.

CONCIERTO DE SEMANA SANTA
Sábado 27 de marzo de 2010, 18:00h
Domingo 28 de marzo de 2010, 18:00h
PARROQUIA DE SANTA MARÍA LA ANTIGUA
Dirección: C/Virgen de la Antigua, 9 (Vicálvaro)
Metro: San Cipriano
Helsinki Baroque Orchestra
Director: Aapo Häkkinen
La Capilla Real de Madrid
Director: Óscar Gershensohn
BWV 100, 104 y 233

Programa completo en la página EsMadrid.

Ariel Hernández Roque solista en el ciclo Historias Naturales

25-03-2010 Ariel Hernández Roque con el Coro Nacional

Con el título de un ciclo de canciones de Maurice Ravel, compositor hoy programado, Historias naturales, se ha bautizado este concierto, en el que se integran obras corales que, en su mayoría, narran pequeñas historias en las que la naturaleza, no siempre amiga, está presente, como escenario, como marco, pero también como protagonista.

En este prieto grupo de obras corales hallamos distintas dimensiones y ecos de esa presencia, lo que nos procura un itinerario de lo más ameno y sustancioso, variado y de amplio espectro estilístico.

La palabra estilo es una de las que primero se viene a las mientes al hablar de Alfred Schnittke, un curioso músico ruso permanentemente conectado con Viena y su órbita. Se situó en el grupo de vanguardia de su país, junto a Gubaidulina, Denisov o Silvestrov y trabajó afanosamente
las técnicas seriales, en las que penetró de la mano de Gerschkovitch, discípulo directo de Webern. Pero su genio creador fue poco a poco emancipándose en busca de nuevos aires y de un
lenguaje propio, que acabó estando singularmente ligado a una tradición, entendida de una manera muy especial. Ulrich Dibelius habla de un proceso de ruptura con la concepción ascética y purista de la escritura serial para dejar paso a la realidad musical, “a esa abigarrada mezcla
de estilos y géneros que determina las impresiones acústicas de nuestra vida cotidiana”.


Alfred Schnittke (1934-1998)
Voices of Nature, para coro femenino y vibráfono
Javier Castelló, vibráfono

Benjamin Britten (1913-1976)
Five flower songs, opus 47, para coro mixto
To Daffodils
The Succession of the Four Sweet Months
Marsh Flowers
The Evening Primrose
Ballad of Green Broom

Benjamin Britten
Rejoice in the Lamb, opus 30: Festival Cantata, para soprano,
contralto, tenor y bajo solistas, coro y órgano
Agnieszka Grzywacz, soprano
Ana Vassalo, contralto
Ariel Hernández, tenor
Carlos G. Parra, bajo
David Malet, órgano

Paul Hindemith (1895-1963)
Six chansons, para coro mixto a cappella
I. La Biche
II. Un cigne
III. Puisque tout passe
IV. Printemps
V. En hiver
VI. Verger

Maurice Ravel (1875-1937)
Trois chansons
Nicolette
Trois beaux oiseaux du Paradis
Ronde
Francesca Calero, soprano
Manuela Mesa, contralto
Helios Pardell, tenor
José B. Álvarez, bajo

Enrique Granados (1867-1916)
Cant de les estrelles, poema para piano, órgano y voces inspirado en un
texto de Heine
Sergio Espejo, piano
David Malet, órgano

Crucifixión y muerte de Jesucristo en la música vocal europea en torno al siglo XVII

20-03-2010 Ariel Hernández Roque con el Grupo Ruymonte

El Grupo Ruymonte presenta el próximo sábado, día 20 de marzo, un programa que recrea la visión que en torno al siglo XVII se tenía en Europa sobre la crucifixión y muerte de Jesucristo. Los cristianos católi­cos y protestantes ornamentaban los textos evangélicos o tradicionales para los oficios según el sentir de cada país y religión. El programa se desarrolla en dos vertientes. La primera es una narración cronoló­gica de la crucifixión de Jesucristo que comienza momentos antes del prendimiento en el Huerto de los Olivos (Tristis Est Anima Mea) y termina en el instante mismo de su muerte (Sparge La Morte) pasando por el llanto de Pedro tras la negación (Tunc Respexit) y las siete frases que pronunció Jesucristo en la cruz según los Evangelios (Die Sie ben Worte). La segunda vertiente está formada por una serie de co­mentarios subjetivos inspirados por esos acontecimientos (Mortales Que Amáis, Salvator Mundi, O Crux Splendidior y ¡Ay, Qué Dolor!). El nexo de unión entre ambas vertientes son tres Crucifixus, dos de Lotti a 6 y 10 voces, y otro de Caldara a 16. Todas las obras fueron compuestas aproximadamente en la misma época y estilísticamente abarcan el final del Renacimiento (Peter Philips y Carlo Gesualdo) y gran parte del Barroco europeo (Lotti, Caldara, Schütz, Cererols, Charpentier, Kuhnau…). Todas ellas fueron com­puestas al servicio del texto, como era preceptivo en esta etapa histórica de la música vocal, que es sub­rayado por el único acompañamiento instrumental del bajo continuo. Contienen gran profusión de diso­nancias como principal recurso retórico, que resaltan los momentos de mayor tensión narrativa.

Programa:
- Tristis est anima mea, Johann Kuhnau (1660-​1722)
- Tuncres pexit Jesus Petrum, Marc-​Antoine Charpentier (1643-​1704)
- Crucifixus a 6, Antonio Lotti (1667-​1740)
- Mortales que Amáis, Juan Bautista José Cabanilles (1644-​1712)
- Salvator mundi, John Blow (1649-​1708)
- Crucifixus a 16, Antonio Caldara (ca 1671-​1736)
- O Crux splendidor, Peter Philips (ca 1561-​1628)
- Crucifixus a 10, Antonio Lotti (1667-​1740)
- Die Sieben, Heinrich Schütz (1585-​1672)
- ¡Ay qué dolor!, Pere Joan Cererols (1618-​1676)
- Sparge la morte, Carlo Gesualdo, Principe da Venosa (ca 1561-​1613)

Información extraída de la página web Coralea.com


Las estaciones de Franz Joseph Haydn con el Coro Nacional

5-6-7/03/2010 Ariel Hernández con el Coro Nacional

«Muda devoción, maravilla y encendido entusiasmo se han adueñado de los oyentes; la potencia y la agudeza de ideas grandiosas, la innumerable cantidad de felices invenciones han sorprendido y han vencido hasta las fantasías más audaces». Con estas entusiastas expresiones relataba Georg August Griesinger en el Allgemeine Musikalische Zeitung las reacciones de la audiencia ante el oratorio Las estaciones de Haydn, recién estrenado en forma privada en el palacio del príncipe Schwarzenberg el 24 de abril de 1801. Desconocemos si en las palabras de Griesinger había algo de exagerado. Lo cierto es que, en su estreno público (29 de mayo de 1801), Las estaciones congregaron a un público de poco más de 700 personas, que llegó a ocupar la mitad de los asientos de la Großer Redountensaal vienesa.

Esta modesta afluencia debió de resultar sin duda decepcionante para el compositor, sobre todo si se la compara con el extraordinario éxito cosechado por el anterior oratorio, La Creación. Precisamente la calurosísima acogida de La Creación había animado a Haydn y a su libretista, el barón Gottfried van Swieten, a emprender el nuevo proyecto de Las estaciones. En un mundo musical siempre volcado en las modas del momento, la figura de Van Swieten constituía una singular excepción. Su pasión por la música de Händel y de Bach le había llevado a organizar en su casa reuniones cuyo plato fuerte era la interpretación de piezas de ambos autores (entre los participantes de aquellas veladas estuvo también Mozart).

A la iniciativa de Van Swieten se debe la programación en Viena de un cierto número de oratorios de Händel. Pero sus objetivos eran más ambiciosos aún y pretendían hacer del oratorio un género de la más estricta actualidad. Para ello, encontró un formidable aliado en Haydn, quien se había familiarizado con esta forma durante su estancia en Inglaterra, donde la música händeliana constituía una tradición viva. El libreto de Las estaciones se basa en el homónimo poema de James Thomson, publicado entre 1726 y 1728, cuyo tema principal era el elogio de la naturaleza y del trabajo en el campo. Van Swieten redujo los 5.000 versos del original a 650. Aun así, la redacción final del libreto tampoco satisfizo a un Haydn bastante alérgico a la imaginación naíf del texto. Albert Christoph Dies relata en sus Informaciones biográficas sobre Joseph Haydn (1810) que el compositor «encontraba aburridas las numerosas descripciones gráficas y otros motivos imitativos. En su opinión, no tenían ningún sentido y eran superfluas».

Información extraida del programa del Coro Nacional.

Misa de acción de gracias, de Antonio de Cabezón V centenario de su nacimiento

2-03-2010 Ariel Hernández Roque con el Grupo Coral Anfonso X el Sabio

Si la obra de Antonio de Cabezón nos ha legado un extenso y rico repertorio de obras dialogantes entre el órgano y el Canto Gregoriano, en las funciones litúrgicas de la Misa o del Oficio Divino, su práctica, como Músico de Capilla del Emperador Carlos y de su hijo Felipe II, quedan clarificadas en el Proemio a sus Obras para Tecla, Arpa y Vihuela: “(…) con música ordenó la Iglesia regida por el Espíritu Santo que se celebrasse el alto misterio de la Misa y los demás oficios divinos (…), y con mucha razón la llamamos divina, ( a la música) pues aunque todas las artes liberales se han de enderezar al servicio de Dios, de quien todo lo bueno recibimos, muy más particularmente lo haze ésta, cuyo primero y principal ejercicio consiste en el culto divino, y como ministra más cercana trata los más sagrados misterios y se ocupa en el alabanza de su criador (…)”.
Y en la liturgia el instrumento único para Antonio de Cabezón, es el órgano; él mismo expone las razones: “(…) este instrumento que haze ventaja a todos los otros en quantidad y grandeza de voz, que es tal, que fuera de los templos no puede proporcionarse a nuestros oýdos, ni sonar bien en aposentos de casas por grandes que sean. Tal como diximos también que era la Música una arte dedicada a Dios y al culto divino, más particularmente que ninguna de las otras, y quanto era qualificada por este respecto, assí es el órgano un instrumento, no solamente más dedicado al culto divino que los otros, pero el que solo entre ellos de tal manera lo es, que no se ocupa ni distrahe en otra ninguna cosa (…)”.



PROGRAMA
Antonio de Cabezón (1510 – 1566
Antonio de Cabezón en la capilla de Felipe II - Misa del Espíritu Santo
I - Ad processionem
- In exitu Chori, Alleluia, Psalmus CXVI, Fabordon del sexto tono
- In secunda statio, Canción glosada Un gay bergier
- In reditu ad Chorum, Hymno Veni Creator.
II- Ad Missam
- Introitus, Spiritus Domini
- Kyrie del sexto tono
- Gloria, Versos del séptimo tono
- Collecta
- Epístola
- Alleluia I. Tiento del segundo tono
- Alleluia II, Veni, Sancte Spiritus
- Prosa, Veni sancte spiritus, Versos del primer tono
- Evangelium
- Ofertorium, Tiento del quarto tono
- Praefatium, Sanctus, Versos del sexto tono
- Elevación, Pange lingua
- Benedictus
- Pater noster
- Agnus Dei, Versos del sexto tono
- Communio, Factus est repente
- Postcommunio
- Benedicamus Domino, Tiento del sexto tono
III- Ad actionem gratiarum
- Te Deum laudamus. Versos del quarto tono
- Tiento del quinto tono

Más información en la página oficial del Festival de Arte Sacro.