a

www.arielhernandez.es Página de presentación del tenor Ariel Hernández Roque, tenor del Coro Nacional de España. Para contactar arielhernandezr@gmail.com

Concierto con KEA Ahots Taldea en la Semana Musical Aita Donostia

18-06-2008 Ariel Hernández Roque con KEA Ahots Taldea (Diario Vasco)

Quienes hemos tenido la buena ventura de gozar con su amistad, de su vasta cultura, de su refinamiento espiritual, amén de haber trabajado a su lado, tuvimos la oportunidad de reconfortarnos con el concierto que aquí se valora, integrado por una muestra muy significativa de la obra coral del tolosarra Javier Bello-Portu (1920-2004), quien siempre sostuvo, desde su poliédrica concepción musical, que el canto es siempre arte. Tal así lo hicieron las doce voces del Grupo vocal KEA Ahots Taldea.

Si bien es verdad que fue un concierto monográfico no lo es menos que se pudo disfrutar de la variedad de formas y estilos que este emblemático músico supo asimilar siempre desde la pureza armónica. La composición In monte Oliveti es una obra de extrema dureza expositiva donde las voces han de cumplir el difícil cometido de emitir con la mayor simpleza de sonido, sin aditamentos y dicho cometido se cumplió con exactitud en las voces que concertó Enrique Azurza. Otro ejemplo de tal austeridad lo encontramos en La oración del ateo, compuesta sobre el homónimo y sobrecogedor soneto de Miguel de Unamuno, donde la concepción existencialista del texto tiene pulcra respuesta en la música, sobre la que los cantores mostraron un especial refinamiento.

Siempre es emotivo escuchar un homenaje a Iparraguirre, donde Bello-Portu se deleita con que la esencia del 5/8 del zortziko encuentre el aliento añorante en la suavidad del tiempo de vals. El coro realizó una versión especialmente lírica, sin brusquedades. Es emblemática para los coros vascos la obra Chori Erresiñoulay en esta ocasión el perfeccionista y cuidadoso tratamiento que le imprime Azurza aun resalta más la concepción bucólica de esta composición.

Cerró la velada la interpretación de Donostiaco Damachoac(respetando siempre la grafía del autor) en la que las mujeres y los hombres que integran esta especialmente cuidada agrupación coral, dejaron ver cómo Bello-Portu puede, desde una melodía de honda raigambre popular, mantener esa esencia desde rupturas armónicas que no turban aquella esencia melódica.

La dirección de Enrique Azurza fue, una vez más, la garantía del buen gusto y el ejemplo de que lo simple es siempre esencia de lo bueno.

No hay comentarios: