a

www.arielhernandez.es Página de presentación del tenor Ariel Hernández Roque, tenor del Coro Nacional de España. Para contactar arielhernandezr@gmail.com

Concierto con Nova Lux Ensemble en L´Eliana (Valencia)

23-02-2008 (Nova Lux Ensemble)

La tercera edición del festival Cinc Segles de Música a L´Eliana hace su paso del ecuador trasladandonos al siglo XVI de la mano del grupo Nova Lux Ensemble y el estilo musical surgido en Italia en el siglo XIV: El Madrigal.

“Ojos claros y serenos: el madrigal en España en el siglo XVI”

Intérpretes: Nova Lux Ensemble de la Coral de Cámara de Pamplona: Ligia Gutiérrez Varg, Rocío de Frutos, Beatriz Aguirre, Sergi Moreno-Lasalle, Ariel Hernández Roque, Jorge Juan Morata, Jesús García Aréjula, José Antonio Hoyos. Arpa: Marie Bournisien / Director: David Guindano Igarreta. El concierto se ha celebrado en la iglesia de la Mare de Déu del Carme.

Programa:

  • Ojos claros y serenos Francisco Guerrero (1528-1599) Texto : Gutierre de Cetina(ca.1520-ca.1557) Cancionero de Medinaceli
  • Alza doglioso canto Mateo Flecha “el Joven” (ca.1530-1604) Il primo libro de Madrigali
  • Amargas horas Rodrigo de Ceballos (ca.1533-1581) Cancionero de Medinaceli
  • Crin d’oro crespo-Cantar che sembra M. Flecha “el Joven”Texto: Pietro Bembo(1470-1547) Il primo libro de Madrigali
  • Ma voluntat-Plena de seny Joan Brudieu (ca. 1520-1591) Texto : Ausiàs March(1397-1459) Madrigales
  • Como por alto mar tempestuoso Ginés de Morata (s. XVI) Cancionero de Medinaceli
  • En este fértil monte-Aquí de rama Pedro Ruimonte (1565-1627) Texto: Gaspar de Aguilar(1561- id., 1623) Parnaso español de madrigales y villancicos
  • Vago augelletto-I’ non so M. Flecha el jovenTexto: Francesco Petrarca(1304-1374) Il primo libro de Madrigali
  • Ojos claros y serenos-Ojos, con que miréis Joan Brudieu (1520-1591) Madrigales
  • ¡Oh más dura que el mármol a mis quexas! Pedro Guerrero (s. XVI) Garcilaso de la Vega(1501-1536) Cancionero de Medinaceli
  • Di dì in dì-Non spero del mio affanno M. Flecha el joven Texto: F. Petrarca Il primo libro de Madrigali
  • ¡Ay, soledad amarga! Juan Navarro (ca. 1525-1580) Cancionero de Medinaceli
  • En las riberas-Recibid sacras ondas Pedro Ruimonte Parnaso español de madrigales y villancicos
  • Prado verde y florido F. Guerrero Cancionero de Medinaceli
  • Amor ond’é M. Flecha el joven Il primo libro de Madrigali
Lea el recorte de prensa del
diario Eliana 2000.

Ojos claros y serenos: el madrigal en la España en el siglo XVI

(2008-02-10) Maricarmen Gómez y Leticia Martín

Durante el siglo XVI en España, además de los estilos internacionales desarrollados por los músicos francoflamencos, presentes en las cortes de los Reyes Católicos, Carlos I y Felipe II, se desarrolló otro estilo, minoritario pero fundamental para la comprensión de ese momento musical: el del Madrigal.
Surgido en Italia en el siglo XIV, a una sola voz y con acompañamiento instrumental evoluciona dándole especial importancia al texto y la adaptación de la música a él, con escritores tan importantes como Dante, Petrarca o Boccaccio que sirvieron para crear el nuevo estilo. El florecer de esta forma se da en España en el siglo XVI, cuando ha evolucionado y su forma típica es a capella en estilo contrapuntístico, concebida como canción a cuatro, cinco o más voces, que podían ser acompañadas o sustituidas por instrumentos...
Il Primo Libro de Madrigali, publicado en Venecia en 1558, recoge en su totalidad obras de Mateo Flecha El Joven. Flecha el Joven debió de aprender el oficio de compositor sobretodo bajo la tutela de su admirado tío, de quien se ocupó de editar una colección de ocho ensaladas en una época en la que el género había entrado ya en una etapa de decadencia. El impreso incluye además dos ensaladas de Vila, otra de Bartolomé Cárceres, otra más de Francisco Chacón, y dos que se atribuye el propio editor de las cuales al menos una es adaptación de otra de su tío; la restante podría serlo de una ensalada perdida de Baltasar Ruiz (†1582). Nada como la carta que Flecha el Joven dirige al lector en la edición de Las Ensaladas para acercarnos a su personalidad, carente, al menos en apariencia, de esa virtud de la humildad que se supondría en un fraile: el que su trabajo sirva a “los imbéciles y flacos para exercitarse y a los perfectos para imitarme” asegura ser uno de sus principales propósitos...
A falta de estudios comparativos, resulta difícil enjuiciar el estilo de Mateo Flecha el Joven en cuanto a compositor de madrigales, aunque su personalidad artística estuvo indudablemente influida por los grandes compositores del género contemporáneos suyos. Su profesionalidad y dominio del lenguaje contrapuntístico es notoria. Su busca de la expresividad se pone de manifiesto en pasajes como el del comienzo de Sento l’aura soave o en Animo invitto, en el verso que dice “Respiro al fin esperando etc.”, por citar algunos.
El segundo de los Cancioneros, siguiendo un orden cronológico, en los que encontramos madrigales es el Cancionero Musical de la Casa ducal de Medinaceli (E-Pabm 6829), en la actualidad en la biblioteca privada de Bartolomé March en Palma, aunque también se conservan algunos fragmentos en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid, pero sólo voces sueltas. Fue publicado alrededor de 1560 y su procedencia es incierta. Prácticamente la mitad del manuscrito está dedicado a convertir textos españoles en forma madrigal, pero con metros poéticos italianos. Los temas, el estilo poético y el contenido musical de estas canciones se diferencian de forma considerable de los villancicos y los romances, el tono es más grave y los temas son profundos, expresados a través de elegante y complejo material musical. Los compositores, grandes nombres a la vanguardia musical del país como Pedro y Francisco Guerrero, Cristóbal de Morales o Rodrigo Cevallos, quisieron plasmar en sus composiciones el estilo de Petrarca en poemas de Juan Boscán, Garcilaso de la Vega, Gutierre de Cetina y Jorge de Montemayor...
Francisco Guerrero, nacido en 1528 en Sevilla y fallecido en la misma ciudad en 1599 es sin duda el gran nombre de este cancionero y de esta época (en su tríada inseparable con Morales y Victoria). Comenzó sus estudios musicales con su hermano Pedro, del que aprendía rápido como dejo constancia en su Viage de Hierusalem: “y tal priesa me dio con su buena doctrina y castigo, que con mi gran voluntad de aprender y ser mi ingenio acomodado a la dicha arte, en poco años tuvo de mi alguna satisfacción”. Otros muchos fueron sus maestros pero los más importantes e influyentes fueron Pedro Fernández de Castilleja, Maestro de Capilla de la Catedral de Sevilla, Cristóbal de Morales en Toledo. Fue cantor en la catedral de Jaen y en la de Sevilla, ganó la plaza de Maestro de Capilla de Málaga, aunque la abandonó pronto por la de la capital hispalense. Músico muy estimado en vida y no menos elogiado después. Tuvo extraordinarias cualidades artístico musicales y singulares virtudes humanas, como dejaría plasmado en su galería de grandes hombres el sevillano Francisco Pacheco: “fue hombre de gran entendimiento de escogida voz de contralto, afable y sufrido con los músicos, de grave y venerable aspecto, de linda plática y discurso. Fue el más único de su tiempo en el arte de la música.” ...
Llegamos así al tercer cancionero del programa, el libro Madrigales de Joan Brudieu, publicado en Barcelona en 1585. Este compositor, nacido en Limoges en 1520 y fallecido en La Seu de Urgell en 1591, templo y ciudad a la que estuvo prácticamente ligado toda su vida solo lo encontramos fuera de este templo como Maestro de Capilla en Santa María del Mar de Barcelona. El libro de Madrigales fue editado por H. Gotard y costeado por el cabildo de la Seu de Urgell, la colección está dedicada al Duque Carlos Manuel de Saboya en su enlace matrimonial con la infanta Catalina Micaela, hija de Felipe II e Isabel de Valois, fue el segundo y último de los libros de madrigales editados en España en la segunda mitad del siglo XVI. Se trata de una colección de obras de diferente forma musical y textual. La versión polifónica de los Gozos del Roser, música tradicional; cuatro villancicos castellanos; Las Cañas, madrigal descriptivo en castellano, con evidente relación con las ensaladas en su uso de las onomatopeyas; completan la colección madrigales a diferentes partes, seis en castellano y cinco en catalán, todos estos sobre textos de Ausias March, poeta medieval valenciano que es uno de los puntales de la poética en catalán de esa época.

Lea todo el comentario musical y el programa del concierto en la página web del Ajuntament de L´Eliana.