a

www.arielhernandez.es Página de presentación del tenor Ariel Hernández Roque, tenor del Coro Nacional de España. Para contactar arielhernandezr@gmail.com

"El arte de hilar" crítica de www.mundoclasico.com

26-10-2006 (Samuel Llano)

Una de las tendencias más afirmadas de la musicología hoy en día es lo que podríamos llamar "recuperación del patrimonio". Se trata de un largo y laborioso proceso de trabajo que comienza por el zambullido de las manos en los fondos de algún archivo, cuyos estados de catalogación y de conservación pueden ser muy diversos, y que pueden ofrecernos obras concebidas con una fortuna variable. El rastro deja al investigador frecuentemente exhausto y, en ocasiones, entusiasmado, y le muestra ante sí un camino de trabajo que consistirá en interpretar y, casi siempre, arreglar la partitura antes de que esta emprenda su azaroso recorrido hasta el atril o hasta la prensa de un editor.
Cada día son más los directores de conjuntos musicales que emprenden esta clase de aventura, y que la coronan con la presentación del material procesado ante un público muy distinto al primigenio. Este es, por ejemplo, el caso de David Guindano, director de la joven y reciente Nova Lux Ensemble, constituida a partir de la Coral de Cámara de Pamplona. En esta ocasión, Guindano contaba con la ventaja -o el handicap, según se mire- de dos ediciones anteriores, del primer y único libro de madrigales conocido de Mateo Flecha el Joven, a quien conocemos menos que a su tío homónimo, autor de las célebres Ensaladas.
El patrimonio comienza a parecerse a una suerte de matrimonio para el musicólogo español, un compromiso consigo mismo y con su entorno profesional y social inmediato. Hay un acuerdo tácito respecto a su valor intrínseco. El marco epistemológico que definen los departamentos de música -o, mejor dicho, las áreas de música de otros departamentos- de las pocas universidades que aún ofrecen estudios de musicología en España, suele ser el de la nación, y, en tal caso, el patrimonio se ofrece como principio y fin de esa dinámica departamental. ¿Por qué no? El patrimonio es su gran fuerza, nuestra gran fuerza. Por aquí discurrió la charla introductoria del profesor Luis Iberni de la Universidad Complutense de Madrid, que apareció en sustitución de Emilio Casares, a quien se refirió como su "padre espiritual" irónicamente, pero quien desempeña un paternalismo mucho más terrenal y terrícola como catedrático de musicología de la Complutense. Casares es la voz agónica del patrimonio "carcodormido" en el fondo de algún cajón sin tirador.
Las palabras de Iberni fueron seguidas de una breve conferencia de la musicóloga hispanista, Tess Knighton, profesora de la Cambridge University y tutora de varios musicólogos españoles "emigrados". Knighton hizo gala de su docta sabiduría a propósito de la historia de algunos de los criterios de interpretación de música antigua, y de las principales agrupaciones que se habían ocupado de ese repertorio.
Tras su despertar, en sus primeras apariciones ante el público, el "patrimonio" suele mostrarse recubierto de legañas y con el pelo revuelto. No fue para nada el caso del Primer libro de madrigales de Flecha el Joven, que salió a la plaza peinadito y lustroso. El también joven y prometedor director de Nova Lux, Guindano, nos ocultó pudorosamente su verdadero sentimiento hace ese libro de madrigales. Habló de "mucho interés", pero podríamos reconocer en su interpretación profundo amor. Guindano discrepa pasionalmente de quienes acusan monotonía en este libro de madrigales. ¡Qué bien preparó los puntos de tensión inmediatamente anteriores a su resolución en las cadencias, y qué bien equilibró los puntos de imitación para que escuchásemos las voces jurándose ser una para todas y todas para una!
Pero, más que el arte de la mosquetería -no confundir con la mosqueperría- el suyo es el arte de hilar el canto, el de tramar un tejido continuo, a veces jalonado por efectos dinámicos de gran dramatismo: la inversión de todo el potencial de la masa vocal, sucedida de inmediato por dos voces que quedan suspendidas. ¡Con qué facilidad se excitaba nuestra corteza cerebral! -y algún que otro nervio simpático, parasimpático, e incluso los menos simpáticos-. En el puño de Guindano todos los hilos permanecían en tensión hasta que los soltaba, y se relajaban sus marionetas (con perdón) en las cadencias. El grupo respondía con una empatía dignísima, sin codazos ni divismos. Flecha el Joven parecía un amigo íntimo que había esperado en la sombra antes de revelarnos su cercanía y de entregarnos su confianza.
Tenemos pocas ocasiones de celebrar la aparición de nuevas y jóvenes formaciones dedicadas a repertorios marginales o ajenos al canon, y menos ocasiones aún de encontrarnos con que lucen la calidad de Nova Lux Ensemble, a la que deseamos ver cumplir años y conciertos.

Glagolithische Messe de Leos Janaczek y Te Deum de Anton Bruckner con la Europa-Chor-Akademie

(06-10-2006) Europa-Chor-Akademie

Conciertos con el Europa-Chor-Akademie y el programa: Glagolithische Messe de Leos Janaczek y Te Deum de Anton Bruckner
Elenco de solistas: Livia Aghova (Soprano), Manuela Bress(Alto), Ludwig Ludha(Tenor), Peter Mikulas (Bajo).
Europa-Chor-Akademie y la Nordwestdeutsche Philharmonie bajo la dirección de Joshard Daus

Conciertos:

  • 6.10.2006 Bremen, Glocke Konzert
  • 8.10.2006 Mainz, Hoher Dom Konzert; Mitschnitt SWR